El guardapesca marítimo

image

CARLOS MACHO EIRAS, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE GUARDAS DE GALICIA (AGGA)

Consideraciones y reflexiones sobre esta especialidad del guarda rural

El guarda rural, tras estar muchos años arrinconado y, en cierto modo, marginado dentro de la familia de la seguridad privada, evidentemente y acorde con los tiempos recobra cierto protagonismo.

De las dos especialidades de guarda rural, el guarda de caza es, sin duda, la más conocida y, con diferencia, la más ejercida. Pero sin pretender entrar en paralelismos –que los hay– entre ambas, permítanme algunas reflexiones sobre la otra especialidad, el guardapesca marítimo, gran desconocido no tanto en el nombre como en las funciones que realiza y en la realidad cotidiana de su trabajo.

No es necesario mencionar que, alejados  de los litorales marítimos, difícilmente se puede encuadrar y ubicar esta figura, motivo principal que la hace más específica y  favorece, en parte, el desconocimiento de sus funciones. El guarda rural, una vez adquirida su habilitación en cualquiera de las especialidades, se enfrenta a un proceso complementario de nueva formación, relacionada con la legislación y la normativa propia de la comunidad autónoma donde desarrollará su trabajo. Como es sabido, este complemento formativo va desde normativas medioambientales genéricas a otras más específicas, a veces exclusivas, de su comunidad, al ser la pesca marítima y caza competencias plenamente transferidas. En el caso de la pesca marítima, estas normativas son ingentes y muy variables: leyes, decretos y órdenes, que regulan autorizaciones, recursos, vedas, especies, tamaños, topes extractivos, zonas, etc.

También son muy dispares las normativas al margen de la seguridad privada sobre la propia figura del guardapesca marítimo, dependiendo de la comunidad autónoma de la que hablemos. En la mayoría, es mencionada, considerada y reconocida plenamente su habilitación; además, y afortunadamente, debemos felicitarnos pues no se ha incurrido, como ha sucedido en la caza, en intentar introducir “figuras sucedáneas” de ámbito autonómico.

Sólo en el caso de Galicia, el litoral marítimo es muy amplio y rico en recursos naturales. Además de las islas, las rías gallegas penetran en el interior hasta 30 kilómetros, aumentando considerablemente la superficie de recursos a proteger; de ahí la importancia de actualizar y optimizar la preparación y formación genérica de los guardapesca marítimos.

Labor a bordo

Además, su trabajo en muchas ocasiones se realiza desde una embarcación, por lo que el guarda debe cumplir con los preceptos que exige la normativa vigente en materia de embarques, y donde ya los requisitos mínimos implican más formación. Ésta última incluye: la competencia de marinero y un bloque de conocimientos en salvamento, incendios y supervivencia en el mar, normalmente denominado formación básica para embarcar. En el caso de ejercer de patrón de la embarcación de vigilancia, implica tener que despacharla, los requisitos necesarios se incrementan con más cursos de formación de patrón, días acreditados y certificados de embarque, etc.

Otro aspecto que condiciona el trabajo que desarrolla el guarda desde una embarcación es la intervención de otra administración reguladora: las capitanías marítimas dependientes de la Dirección General de la Marina Mercante, con su exigente normativa relativa a titulaciones, competencias, embarques y despachos. Esta regulación se encuentra absolutamente alejada de la de seguridad privada e incurre en contradicciones sobre la contratación de servicios de seguridad y la de patrones titulados que despachan las embarcaciones.

image

Sin pretender entrar en disposiciones legales y/o laborales, en la actualidad existe un conflicto en relación con los regímenes de encuadre de la figura del patrón en los tipos de contratación, en seguridad privada. El desarrollo reglamentario de la Ley de Seguridad Privada tendrá mucho que decir sobre las actividades compatibles y/o complementarias que se mencionan en su artículo 6.

Dicho desarrollo reglamentario también facilitará, sin duda, la implantación y aplicación de nuevas tecnologías al medio rural y marítimo, como la videovigilancia o alarmas con servicios de acuda, hasta ahora inasequible por la casi inexistente y simbólica presencia de empresas en estos entornos aislados.

Tampoco el convenio colectivo laboral de seguridad privada menciona la posibilidad del guardapesca marítimo/patrón, un importante vacío legal y riesgo a infringir la ley o las leyes, según desde qué normativa se revise el incumplimiento.

Algunos compañeros no me perdonarían que no evocara aquí el gran malestar que en su momento sentimos todos los guardapescas marítimos cuando, fruto de una necesidad puntual, se orquestó una especialidad de seguridad privada para embarcar en los buques pesqueros atuneros al objeto de repeler los ataques de los piratas, donde nuestra figura, la de más similares características con el cometido, fue obviada absolutamente.

Sobre el régimen de contratación del guardapesca marítimo, hay que decir que las cofradías de pescadores, como concesionarias de autorizaciones administrativas, son entidades de derecho público, aunque también presentan carácter privado a la hora de contratar y comercializar productos de la pesca. Son el principal pagador, no el único, de los servicios de los guardapescas marítimos; en general se ubican encuadrados en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar, pero también contratan servicios de  guardas autónomos y, por supuesto, aunque menos, guardas de plantilla de empresas de seguridad.

Las limitaciones del guarda autónomo en el ámbito marítimo son de sobra conocidas a la hora de poder subcontratar, si bien, en la actualidad, como ya mencioné, es la única opción de estar acogido en un régimen laboral que no incumpla las normativas de seguridad privada e interfiera en las obligaciones de despacho de embarcaciones que imponen las  capitanías marítimas.

Furtivismo

Tenemos que hablar también, inevitablemente, del furtivismo y sus peculiaridades en el mar. En muchas ocasiones se desconocen las importantes cuantías de los recursos adquiridos ilegalmente; el marisco, el percebe y algunas especies de pescados tienen un alto valor comercial y es muy  fácil la venta por cauces ilegales. Además, es necesario mencionar que el tráfico ilegal de algunos de estos productos, que no pasan los perceptivos controles y medidas sanitarias, implica un importante riesgo para la salud pública de los consumidores. Cuando es así, trasciende de infracción administrativa a delito penal, a veces muy difícil de probar y que presenta dificultades procesales. Desgraciadamente, por lo general,  no crea la suficiente alarma social.

En estos casos, sin duda, la prevención es el mejor camino y el guardapesca marítimo, como punta o avanzadilla de esta lucha diaria, está siempre situado en la parte menos consistente y aislada de un cuadro que completan funcionarios de inspección de pesca, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías autonómicas; pero también, por supuesto, instructores, fiscales y jueces.

En conclusión, y en base a la experiencia acumulada de muchos años, la propuesta es que las funciones del guardapesca marítimo deben mudar de la rigidez normativa actual, que parcela y limita excesivamente la adscripción de estos profesionales a un determinado y concreto objeto de custodia. A la vez, la autorización administrativa, más orientada hacia otro tipo de custodia o vigilancia (vigilantes que prestan servicios en inmuebles, puestos de control fijos…), debe pasar a una custodia enfocada a ámbitos exteriores amplios, y que requieren de movilidad por tierra y por mar.

Las funciones reglamentarias del guardapesca marítimo deben aproximarse más a la realidad, buscando la cooperación, la complementariedad y la optimización de todos los recursos disponibles, materiales y humanos, pues el objetivo es siempre el mismo: la preservación de los recursos naturales y los bienes materiales objeto de la custodia. 

Fuente Seguritecnia

OBSERVACIÓN: La Información ofrecida ha sido obtenida mediante un sistema de búsqueda en Internet. Su titularidad corresponde a la Web de origen “Fuente” salvo lo dispuesto en la misma.

@Vigtorre
http://www.vigilanteseguridadprivada.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s