Arrestan a 17 grafiteros murcianos por dañar trenes y estaciones en cuatro provincias

image

La Policía Nacional les vincula con 133 pintadas en varios puntos de la Región, Valencia, Madrid y Alicante, que arrancaron a finales del año 2013

«Cuando veo al segurata mirando mi pieza soy feliz, soy sincero, un cabrón de los buenos haciendo grafitis aunque me cojan los maderos». No podía haber sido más acertada y premonitoria la letra de ‘Las paredes hablan-Terapia de choque’. Este rap ha sido uno de los documentos gráficos que ha conducido a la Policía Nacional hasta uno de los cuatro grupos de grafiteros murcianos que han sido identificados en una operación de ámbito nacional encaminada a esclarecer la autoría de pintadas que afectan a trenes, vagones y estaciones de la Región, Valencia, Alicante y Madrid.

Los agentes han arrestado en Murcia capital y pedanías a 17 personas, 6 de ellas menores de edad. Todos son españoles, excepto un colombiano. También imputaron a otras 18 personas repartidas por estas tres comunidades y que al igual que los grafiteros detenidos están acusados de 133 supuestos delitos de daños y de un robo con fuerza. En total, sus grafitis han provocado unos daños que ascienden a 465.000 euros.

Tiran del freno de emergencia
El videoclip se colgó en Youtube el 2 de diciembre de 2013, justo un mes después de que Renfe registrase una de las primeras denuncias del caso porque habían pintado 52 metros cuadrados de la estación Lorca-Sutullena. La limpieza costó 5.918 euros. En el citado videoclip, aparecían algunos de los ahora detenidos ocultando sus rostros, incluían imágenes de sus pintadas ilícitas y en la letra hacían mención a uno de los grupos sospechosos. «Estoy rapeando mientras los IBS firman los morros del tren».

La cuantía de los desperfectos asciende a 465.000 euros, y la superficie pintada suma 3.400 metros cuadrados

Esas siglas son lo que en su jerga se denomina ‘crew’ y que aglutina a un grupo de grafiteros. Además de IBS, los agentes corroboraron que los grupos murcianos UBTES, ASK y TDPS también estaban tras los ataques que afectaron a 3.400 metros cuadrados de superficie de trenes, vagones, apeaderos, cocheras y estaciones.

Fuentes de la investigación explican que solo «buscaban fama y notoriedad». Donde un grafitero ponía su ‘tag’ -seudónimo del autor- «nadie volvía a pintar. Es su código de honor y lo respetan al máximo. Su objetivo era hacer la pintada y grabarla». De forma que desde el pasado febrero, la Policía Nacional fue recabando vídeos en redes sociales e imágenes de las pintadas para comprobar el ‘tag’ de cada grafitero. La zona más afectada es la estación del Carmen. A partir de ahí hubo denuncias «reincidentes» con ‘tags’ similares en puntos como Cartagena, Alcantarilla y Nonduermas.

En esta pedanía han pintado buena parte de la flota de vagones de mercancías. Las mismas fuentes precisan que utilizaban los propios cercanías de Renfe para desplazarse por la Región. Siempre actuaban con un plan preconcebido y estaban perfectamente estructurados. Algunos se encargaban de vigilar mientras otros pintaban y grababan los grafitis con sus teléfonos y vídeocámaras. También inmortalizaban sus hazañas con fotografías. De hecho, en una de ellas aparecen dos grafiteros encaramados en la cabina del tren, pintando los cristales frontales. Lo que dejó fuera de servicio el cercanías.

Todo ese material gráfico lo difundían después por internet y en distintas redes sociales. Hasta hacían apología de esta modalidad de pintura libre y ofrecían consejos prácticos rapeando: «Soy adrenalina pura, el grafiti es terapia de choque…, revienta al del tren, firma el bajo del bloque…, si lo hacéis con prisas se nota la ansiedad, la receta se cocina con tranquilidad». Los investigadores indican que estas prácticas son un ejemplo de la «lucha y competencia» que hay en este mundillo.

En la estación de El Carmen ponían en práctica este ‘modus operandi’ y accedían a través de los puntos débiles que suelen utilizar los grafiteros: los muros que dan al callejón del Conde y la calle de La Fuensanta. Una vez dentro, se cuelan en las cocheras y abordan los trenes estacionados. La zona de depósitos es un área restringida, a la que solo puede acceder personal acreditado.

Aunque en el caso de los detenidos, tampoco tenían reparos en buscar sus ‘lienzos’, los vagones, por vías muertas, talleres y zonas de limpieza. «A veces causaban daños en las puertas, verjas, perímetros de seguridad y tejados». A pesar de que estudiaban las estaciones previamente y a su personal de seguridad, en ocasiones ha habido encontronazos con los vigilantes. Esta situación es bastante habitual, según ha podido saber ‘La Verdad’, algunos de los grafiteros con los que suelen lidiar los vigilantes de El Carmen no dudan en lanzarles las piedras (balastos) que hay en las vías para lograr huir.

Este año llegaron a rociarle la cara a un vigilante con un spray para pintar. No sufrió secuelas visuales porque por suerte llevaba gafas. El personal de seguridad de la estación capitalina ha sufrido más de una lesión (roturas y esguinces) fruto de las caídas que han sufrido al perseguir a estos artistas de la calle.

En algunas ocasiones han perseguido a menores de 14 años, que son inimputables. En esta operación la Policía Nacional no ha confirmado la presencia de inimputables, pero sí que ha corroborado que los cuatro grupos grafiteros murcianos también actuaron fuera de las fronteras regionales. En concreto, en varias localidades de Alicante.

También atacaron el metro

En Valencia y Madrid también se han constatado ataques en el metro. Las detenciones se produjeron después de cotejar las pintadas y decenas de denuncias, la mayoría de Renfe, que se presentaron en las tres autonomías afectadas. Esto obligó a movilizar a efectivos de la Sección Operativa Central de la Brigada Móvil-Policía en el Transporte de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana de Madrid y de la Jefatura Superior de Policía de Murcia a través del Grupo de Menores.

Ayer todavía eran visibles dibujos de los detenidos en el edificio Luz Carmen. En este caso, tampoco respetaron el cartel que prohibía pintadas en sus paredes.

Fuente

@Vigtorre
http://www.vigilanteseguridadprivada.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s