Avispa y Sipla denuncian el intento de contratación “por la puerta de atrás” de 14 vigilantes nocturnos

Avispa y Sipla denuncian el intento de contratación “por la puerta de atrás” de 14 vigilantes nocturnos
La Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa) y la sección sindical de Oviedo del Sindicato Independiente de la Policía Local de Asturias (Sipla) han denunciado este jueves un intento de contratación “por la puerta de atrás” de 14 vigilantes nocturnos por parte del Ayuntamiento.

image

La Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa) y la sección sindical de Oviedo del Sindicato Independiente de la Policía Local de Asturias (Sipla) han denunciado este jueves un intento de contratación “por la puerta de atrás” de 14 vigilantes nocturnos por parte del Ayuntamiento.

Según ha explicado a Europa Press el coordinador general de Avispa, Jorge Cuesta, el pacto presupuestario entre PP e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Oviedo contempla entre sus partidas la incorporación de estos vigilantes, a pesar de que su figura se derogó en 1992.

“El propio portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Roberto Sánchez Ramos, afirmó ante los medios que el pacto contemplaría la garantía de consolidar el empleo en las contratas municipales al imponer a las empresas que desarrollen estas tareas la subrogación de los trabajadores que estén desempeñando esas funciones y de establecer los mecanismos que regulen la actividad de los catorce vigilantes nocturnos que se dedican a esta labor para garantizar su continuidad laboral”, ha afirmado Cuesta.

Estos 14 vigilantes no pueden ejercer las funciones que tenían asignadas desde que en 2013 el concejal de Seguridad Ciudadana, Gerardo Antuña (PP) decretó el cese de su actividad. Sin embargo, desde ambos sindicatos han denunciado que dichos trabajadores comenzaron a patrullar de nuevo por la ciudad hace un mes, hecho que ya han puesto en conocimiento de la Policía Nacional para que tome las medidas que correspondan.

La seguridad nocturna, recuerdan desde Avispa, es competencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y no de unos trabajadores que actúan “como autónomos”. “Su encaje laboral es imposible en el Ayuntamiento, a no ser que haya un pacto oscuro y secreto con el Gobierno local”, ha afirmado Cuesta.

De continuar su actividad y el proceso de contratación en el Ayuntamiento —convirtiéndolos en funcionarios “sin convocar oposición—, desde Avispa y el Sipla han anunciado denuncias tanto por vía administrativa como penal.

Fuente

@Vigtorre
http://www.vigilanteseguridadprivada.wordpress.com