150.000 euros para el acuario fantasma

Abrir el Parque de la Historia y el Mar tras una inversión de más de nueve millones de euros resulta imposible a día de hoy. Toda iniciativa en este sentido que se ha intentado llevar a cabo desde hace cuatro años ha terminado en un estrepitoso fracaso que redunda en la inutilidad de este gigantesco acuario fantasma en el que no habitan peces.

Pero mantenerlo cerrado también cuesta dinero a los isleños. De lo contrario, las instalaciones hace tiempo que habrían sido saqueadas. Cualquier cosa de valor o susceptible de venderse como chatarra habría sido arrancada de un edificio abandonado a su suerte. Hay claros precedentes. Ha ocurrido con el pabellón del Parque, que ahora se tiene prácticamente que reconstruir para terminar las obras, y ha pasado en el polígono industrial de Fadricas II, donde no hay ni rastro de las redes de suministro. 
En el Parque del Mar no ha pasado porque el edificio se ha mantenido en todo momento bajo vigilancia. Así lleva varios años, desde que terminaron las obras. Y al Ayuntamiento -a los isleños- esa vigilancia le supone un coste que ronda los 150.000 euros anuales.  La seguridad privada ha evitado el vandalismo y ha permitido que este polémico edificio colindante a Puente de Hierro apenas acuse el paso del tiempo. Se notan los efectos de la humedad, la maleza crecida… Pero poco más en su apariencia. En realidad,  el equipamiento está a punto para ponerse en uso. Sin embargo, no deja de resultar sangrante que esta inversión de nueve millones de euros que jamás ha conseguido ponerse en marcha acarree un coste nada desdeñable para los ciudadanos.

El contrato para estas tareas de  vigilancia y seguridad privada que costea necesariamente el Ayuntamiento para impedir el desastre total en el Parque de la Historia y el Mar acaba de expirar, lo que ha llevado a la Delegación de Hacienda y Control de la Gestión a licitar de nuevo el servicio. El correspondiente anuncio se ha publicado esta misma semana en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Se trata de un contrato anual cuyo presupuesto  base asciende en total a  148.219,20 euros. Las empresas interesadas disponen de quince días para presentar sus ofertas. La mesa de contratación espera adjudicar este nuevo servicio de vigilancia en torno al mes de abril.

El trámite ha sacado a la luz el controvertido dato -los casi 150.000 euros que cuesta al año el Parque de la Historia y el Mar a pesar de que mantiene cerradas sus puertas y de que los acuarios siguen vacíos- que ha despertado la indignación de no pocos ciudadanos.

La polémica, sin embargo, no hace sino incidir en una cuestión que el equipo de gobierno intenta resolver desde principios del mandato y para la que no ha encontrado respuesta: ¿Qué hacer con el Parque de la Historia y el Mar?

El proyecto, planteado en la época de bonanza, resulta a todas luces inviable y ninguna empresa se ha mostrado interesada en hacerse cargo de la gestión. La tentativa de promover una concesión que el Ayuntamiento lanzó en 2013 quedó desierta. Tampoco han dado resultado las propuestas que se han puesto sobre la mesa para dar un uso -una utilidad- al Parque de la Historia y el Mar: la sede del campus de excelencia de la Universidad de Cádiz y del clúster marítimo-naval. Esta última ha sido descartada hace apenas unas semanas y casi inmediatamente después de que Loaiza hiciera la propuesta.

El PSOE ha planteado su transformación en un centro tecnológico sobre lo naval y desde el Gobierno local se intenta también revisar el deslinde para abrir la puerta a otros usos. Pero son propuestas que todavía no han madurado y que, de darse, tardarán varios años en convertirse en una realidad.

http://www.diariodecadiz.es/article/sanfernando/1976725/euros/para/acuario/fantasma.html

Vigtorre VS